10 maneras en que los otomanos pueden mejorar una habitación

¿Alguna vez te has dado cuenta de que el cojín en el que descansas tiene tantos propósitos? La otomana ha recorrido un largo camino, y en la decoración de hoy en día, se puede utilizar como almacenamiento, asientos adicionales y una mesa de café. Desde pequeñas hasta extra grandes, las otomanas son la gema oculta que puede faltar en tu espacio. No pase por alto este útil mueble para ahorrar espacio, o simplemente hacer una declaración en el medio de la sala. Aquí hay 10 formas en que puede usar otomanas para mejorar su habitación.

1.) Asiento de espacio compartido: Los otomanos son una gran idea para apartamentos y casas de planta abierta que comparten asientos con más de un área. Por ejemplo, los conceptos de sala de familia y concepto abierto solo pueden tener espacio para una sala de estar. Los otomanos brindan las opciones de versatilidad para agregar asientos al espacio compartido, o simplemente dejarlos solos y cuando se los empuja contra la pared con almohadas ahora se pueden transformar en un sofá.

2.) Los reposapiés nunca pasarán de moda: La intención original de una otomana es poner los pies sobre ellos, y esta tradición nunca cambiará. Decide cuánto espacio tienes para el tuyo. Las dimensiones de los otomanos están disponibles en tamaños tan anchos como un sofá para tamaños pequeños, cuadrados y pequeños.

3.) Almacene los artículos adentro: En cada sala de estar o habitación familiar, es necesario almacenar artículos pequeños. Ya se trate de controles remotos, controladores de juegos, películas o juguetes para niños. Los otomanos con una tapa con bisagras hacen el mejor almacenamiento que es práctico y se disfraza maravillosamente. Los otomanos con almacenamiento también funcionan bien en las habitaciones principales al pie de la cama.

4.) Interés visual: Las formas y las configuraciones geométricas hacen que muchas variedades de otomanas sean divertidas y visualmente atractivas. Considere las otomanas que forman un círculo cuando se juntan, cuando se separan las piezas pueden hacer 4 cuñas iguales de asiento. ¡De círculos a formas de serpiente, los otomanos pueden ser estrictamente para una conversación divertida!

5.) Guarde los asientos: Si está tratando de ahorrar espacio, las otomanas son una solución perfecta para los asientos que se pueden sacar cuando sea necesario. Los asientos individuales o bancos otomanos que tienen rueditas o rodillos debajo hacen que este tipo de asiento sea ideal para entretenerse. Cuando no sea necesario, coloque los asientos debajo de la mesa, y la otomana ahora cumple una función completamente diferente.

6.) Úselos como una mesa de centro: Una mesa que se sienta más abajo de su sofá y se usa para configurar y mostrar elementos al lado del sofá se conoce como una mesa de café. Los otomanos en los últimos años se han hecho más grandes y más versátiles para servir también como mesas de centro. Muestre revistas o coloque su bandeja de bebidas sobre ellas, las otomanas pueden manejarlo todo.

7) Adecuado para niños: Los otomanos que tienen telas agradables para los niños, como el dril de algodón o el tweed, se pueden usar fácilmente para tener una superficie plana para que los niños jueguen mientras se sientan en el piso. Las otomanas más grandes se pueden utilizar para juegos de mesa y jugar con amigos, sin interrumpir la mesa de comedor principal o el área común de la casa.

8.) Color coordinado Para combinaciones de colores fáciles, elija un color de sus paredes, obras de arte o tela y agregue los colores complementarios para combinar con su otomana. La otomana puede mezclarse con los muebles adyacentes, o complementar su decoración existente.

9.) Utilizar como una pieza de espectáculo: Créalo o no, las otomanas se están convirtiendo en el punto focal de la habitación y cumplen la función de decoración de "todos los ojos en mí". Desde telas con mechones hasta ricos tejidos y telas. Los otomanos pueden verse casuales en una habitación rústica, o extravagantes y exuberantes en un entorno próspero. Usted lo nombra, hay una otomana para adaptarse al papel de showstopper.

10.) Solo relájate en ellos: En muchos hogares, la otomana es tan cómoda para descansar como los muebles adyacentes. Si prefiere un ambiente más relajado, considere elegir otomanas de gran tamaño para que pueda descansar y disfrutar de su hogar.

Los otomanos pueden ser una pieza de conversación y un reposapiés funcional al mismo tiempo. Busque en revistas de decoración del hogar y navegue por la web, hay toneladas de inspiración otomana para ayudarlo. Primero, decida la función de su otomana y en qué espacio la utilizará. Use estos 10 consejos y su otomana puede convertirse en su mueble favorito.

Los lectores de Freshome nos dicen cómo usa su otomana en su hogar. ¿Lo usas para almacenamiento, o es simplemente una pieza central hermosa de la habitación? Nos encantaría escuchar tus ideas.

Autor: Simon Jenkins, E-Mail

Deje Su Comentario