12 usos creativos de otomanas como mesas de centro

Los otomanos, a veces también conocidos como escabeles o puf, se usan con mayor frecuencia en las salas de estar. Sin embargo, también se pueden incluir en espacios como la sala de juegos, el dormitorio, la sala familiar o la habitación de invitados. Tienen un diseño muy interesante. Algunas otomanas son huecas en el interior y esto les permite ser utilizadas para el almacenamiento, convirtiéndose en un mueble 2 en 1. Otras otomanas de mayores dimensiones pueden convertirse en una alternativa al sofá.

La versatilidad de estos muebles los hace altamente adaptables a todo tipo de diseño de interiores y decoración. Otra forma de usar creativamente una otomana es como una mesa de café. Teniendo en cuenta la forma y las dimensiones aproximadas, reemplazar la mesa de centro con una otomana parece una elección simple y esperada.

Además, los otomanos son, por definición, asientos o bancos acolchados o tapizados y no tienen respaldo ni brazos. Esto hace una alternativa bastante inusual a las mesas de centro pero, al mismo tiempo, las convierte en una solución bastante original y creativa.

Más INSPIRACIÓN
  • Mesa de centro pequeña con 4 otomanas integradas
  • Decorar con mesas de centro de madera: la elegancia y la versatilidad
  • Tendencia caliente: arte de la mesa de café

Una mesa de centro otomana puede ser la chispa que necesita una sala de estar para romper la monotonía de la decoración interior. La textura y el diseño de la otomana también pueden ser una opción mucho mejor para un interior moderno o contemporáneo, en comparación con una mesa de café.

Es una forma de resaltar la decoración y una forma de crear un punto focal sutil sin usar necesariamente colores vivos. Además, a menudo es fácil encontrar sofás y otomanas iguales, por lo que también puede ser una forma de crear simetría en la decoración. Pero echemos un vistazo a algunos ejemplos concretos para comprender mejor este concepto.

Fuentes de imagen: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12 y 13.

Autor: Simon Jenkins, E-Mail

Deje Su Comentario