Combinando lo moderno y lo vintage en un pequeño apartamento de dos habitaciones

La calle Stora Nygatan de Estocolmo cuenta con este hermoso apartamento de 75 metros cuadrados situado en el 4º y último piso de un edificio de 1800. El posicionamiento del apartamento en el último piso reduce dramáticamente el ruido exterior. Combinando muebles antiguos y decoraciones modernas con excelente gusto, el diseñador de interiores hizo un gran trabajo al demostrar que un departamento pequeño puede ser tan cómodo como un hogar grande. Caracterizado por el neoclasicismo, el apartamento ha sido renovado para adaptarse a las necesidades modernas. Las paredes pintadas de blanco en la sala de estar acentúan el suelo de parquet de roble y las grandes ventanas iluminan el espacio. La cocina cuenta con marcos de chapa de madera oscura y encimeras, mientras que los muebles modernos están pintados en blanco. Amplios tablones de roble cubren el piso. El baño cuenta con una ducha esquinera contemporánea separada por puertas arqueadas de vidrio con dibujos de cebra. Un amplio pasillo actúa como el espacio de la oficina, haciendo que el apartamento parezca más grande y brillante. Cómprelo en Stadshem o tómelo como ejemplo para su propio proyecto de diseño de interiores.

Autor: Simon Jenkins, E-Mail

Deje Su Comentario